Métodos

 

 

 

 

MÉTODO ECOLÓGICO

DE  FUMIGACIÓN   CONTRA   MOSQUITOS

 

         Es la especialidad de esta Empresa.

         Somos los creadores del único sistema ecológico en la materia, hace más de 28 años, y seguimos siendo pioneros en el cuidado del medio ambiente.

         La base del sistema es la concurrencia periódica semanal, y la utilización de sustancias no tóxicas de características hidrosolubles. La condición de disolverse en el agua y las bajas dosis empleadas son las que obligan a la reiteración permanente de las aplicaciones, para compensar la desaparición del efecto por las lluvias, rocío, o riego.

         La lucha contra los mosquitos tiene dos fases: Intensiva, o de verano, que se hace entre Setiembre y Abril inclusive, y la de invierno, que se cumple entre Mayo y Agosto de cada año. Esto es válido para la zona del Gran Buenos Aires, donde todavía de vez en cuando hay inviernos más intensos. Donde esto no ocurra, se hace siempre la fumigación intensiva.


A) FUMIGACIÓN INTENSIVA:

         Consiste en la concurrencia semanal de un vehículo especialmente equipado con aparataje operado por control remoto, que lo convierten en una verdadera máquina de fumigar rodante de uso múltiple.

         Se hace la aspersión de insecticidas residuales efectivos contra los mosquitos adultos, por lo que se tratan los arbustos, setos, y todos los sitios que puedan ofrecer abrigo a los mosquitos en sus desplazamientos.

         Al mismo tiempo que se hace lo anteriormente mencionado, el vehículo produce la aplicación de humo de acción instantánea, con poder de volteo, que mata por el contacto a los mosquitos, y cuyo efecto desaparece con la dilución del humo en el aire.

         Además recomendamos el uso de larvicidas biológicos a base de Bacillus Thurigiensis, variedad Israelensis, para tratar los espejos de agua, como lagunas, arroyos, zanjas y alcantarillas.

         Esta acción combinada elimina a dos de los eslabones de la cadena vital del mosquito, pues queda solamente el huevo, que dadas sus características obligaría a producir agresiones contra el medio ambiente para su erradicación.

         Sin embargo, el método más arriba mencionado termina por esterilizar la zona de aplicación, pues al matar sistemáticamente a las larvas y a las formas adultas impide que éstas últimas lleguen a desovar.

A lo largo de unas pocas temporadas de fumigación permanente, la zona queda desprovista de los huevos, y la lucha se circunscribe de allí en más a combatir a los mosquitos que pudiesen ingresar al predio arrastrados por los vientos.

Por supuesto que al mantener las tareas se les impide desovar, y queda cortado así su ciclo vital.

Por último tenemos una característica distintiva que hasta donde sabemos es única en el mundo: La fumigación con humo se hace con biodiesel, un combustible ecológico, no contaminante.

 

EFECTO SOBRE EL MEDIO AMBIENTE:

         A lo largo de más de 30 años de tareas  en el rubro, habiendo atendido a la mayoría de los Clubes de Campo, Clubes de Golf, Náuticos y Barrios Parque, de la zona del Gran Buenos Aires, hasta una distancia de 100 km., hemos podido comprobar que el método aplicado no presenta efectos nocivos sobre el medio ambiente, pues no se rompe la cadena ecológica. No se  afectan las plantas, ni animales de sangre caliente o fría, y no se eliminan más insectos que los mosquitos (con la excepción accidental de las abejas, que comparten con éste la modalidad de cobijarse en los arbustos, al ir en busca de las flores).

         Todos los predios que hemos atendido o que seguimos atendiendo (algunos desde hace más de 20 años ininterrumpidos), pueden avalar lo más arriba mencionado.

 

EFECTOS SOBRE LAS COSAS Y PERSONAS:

         No tenemos registro de casos de intoxicaciones, malestares pasajeros, ataques de alergia o cualquier otro tipo de problema en personas.

         Tampoco en los animales domésticos o silvestres.

         Tampoco en las plantas (que no resultan afectadas).

         Tampoco la arboleda.

         Tampoco en las piscinas ni fuentes de agua, aunque estén habitadas por peces o batracios.

         Tampoco en las estructuras edificadas.

         Tampoco los asfaltos de las calles.

         Tampoco el resto de la fauna de insectos del lugar (hormigas, mariposas, moscas, etc.)

         Tampoco quedan olores molestos en los ámbitos tratados.

         Ni se mancha nada.

En resumen: Los tratamientos tienen por único efecto la reducción significativa de la infestación por mosquitos, y muchas veces su desaparición, sin que se note ningún efecto adverso.

 

B) FUMIGACIÓN DE INVIERNO:

        

         Complementa a la anterior, y su principal objetivo es combatir a las larvas que toleran las bajas temperaturas.

         Se cumple entre Mayo y Agosto de cada año, y consiste en la concurrencia en dos ocasiones mensuales, precisamente para efectuar la aspersión de los líquidos que eliminan a este estadío de los mosquitos.

         No se fumiga con humo salvo que la temperatura ambiente lo justifique.

        

NOTA: Hay muchas instituciones que por decisión propia no hacen la alternancia de verano e invierno, y mantienen la fumigación intensiva todo el año, en vista de la aparición desde hace algunas temporadas de especies de mosquitos resistentes al frío, que no sólo no mueren con las heladas, sino que mantienen su capacidad reproductiva aún con muy bajas temperaturas.

         Al hacer la fumigación intensiva permanente, es posible controlar esta plaga en forma integral.

 

TRATAMIENTOS EN CANCHAS DE GOLF:

         Poseemos una importante experiencia en el tratamiento de canchas de golf, contando en nuestra cartera con canchas en construcción, inmaduras y otras con muchos años de actividad.

         El desplazamiento del vehículo se hace por las zonas habilitadas para el recorrido de los tractores, perimetrales y zonas rough, por lo que es posible el tratamiento sin que se produzcan lesiones a los suelos.

 

 

 

 
 

2012 - Ecofumigaciones